Portuaria

Se lanzará una licitación pública a nivel nacional e internacional para el puerto de Buenos Aires.

En el primer bimestre del 2017 se lanzará una licitación pública a nivel nacional e internacional. El objetivo es rellenar las tradicionales dársenas del puerto para que puedan ingresar buques más grandes, lograr mayor capacidad y dotar de tecnología las instalaciones y así ganar competitividad.

La planificación para los puertos es que sean autosustentables, y que el Estado no tenga que aportar dinero del Tesoro.

Se busca el dragado, el señalamiento, los accesos ferroviarios y la tecnología. El foco está puesto básicamente en la licitación pública e internacional y su lanzamiento en el primer bimestre de 2017.

En el puerto las licitaciones vencen en el 2019 y a partir del nuevo esquema que estamos definiendo vamos a pasar de tres a dos operadores en las terminales, a partir del cambio de la geografía.

 La idea del Ministerio de Transporte es lanzar la licitación en el primer bimestre de 2017 con la intención de poder adjudicar las obras en el segundo semestre del año, las que según distintas estimaciones del sector privado podrían demandar hasta 1.000 millones de dólares, sin contar todas las obras circundantes también en proyecto entre la Nación y la Ciudad.

“Queremos recuperar este negocio de las barcazas que forma parte del transporte intermodal al que apuntamos en el Puerto, y del cual Paraguay tiene hoy el 85% del movimiento por el espacio que fue perdiendo Buenos Aires”, agregó el funcionario.

En la búsqueda de potenciar el puerto y ampliar a nuevos negocios, la actual gestión promueve la creación de Terminales Portuarias Interiores (TIPs) en distintas regiones y provincias, a través del concepto de terminal ferroportuaria y con el Belgrano cargas como socio estratégico y con el aporte que dará la traza del Camino de la Ribera ya lanzado.

Buscan abocarse al transporte intermodal: barco, barcaza, camión, tren y la vinculación con las provincias que permitirá llevar el Puerto de Buenos Aires a regiones mediterráneas como la provincia de Córdoba, lo que significará mayor competitividad para nuevas regiones alejadas de las terminales y un agregado de valor al negocio portuario.

La licitación y rediseño geográfico también contempla la reubicación de los depósitos fiscales, varios de ellos que se verán afectados por las obras de rediseño de accesos y zonas circundantes al puerto, y para los cuales se busca dar nuevos destinos a partir del relleno de las dársenas.

Las obras incorporarán, además, la relocalización de la terminal de Cruceros Benito Quinquela Martín que a pesar de ser considerada una de las mejores de Latinoamérica, permita hacerla más competitiva y con mayor exclusividad al tránsito de pasajeros con una concesión a 40 ó 50 años.

 Fuente y foto: E.S.INICIATIVAS PERIÓDICO INDUSTRIAL

 

Comment here