Naval

Impulso al desarrollo de la industria naval liviana

La baja del impuesto interno, para el sector, implica un impulso al desarrollo de la industria naval liviana, reconocida en el mundo por la calidad de sus embarcaciones deportivas, recreativas y de trabajo

Como fruto de la reunión mantenida el 22 de diciembre pasado, en la Secretaria de Industria de la Nación, con su titular el Lic. Martín Etchegoyen, en la que una delegación de CACEL, encabezada por su presidente Miguel Mooney, presentó, al funcionario y su equipo, números y datos del sector productivo representado, las autoridades nacionales han decidido la baja del impuesto interno.

Así las cosas, para embarcaciones de hasta $arg 400 mil, la alícuota del impuesto interno es 0% en tanto que para embarcaciones desde $arg 400 mil en adelante la tasa nominal del impuesto será del 10% y la efectiva del 11.11%.

Esta decisión del gobierno nacional es recibida con beneplácito por el sector en su conjunto.

En los últimos años, CACEL no cejó en su esfuerzo de comunicar, a miembros del ejecutivo y del legislativo de distintos partidos políticos, los perjuicios que acarreaba la tributación de este impuesto habida cuenta de que la fabricación de embarcaciones, íntegramente realizada en Argentina y con mano de obra artesanal local, había quedado afectada por un impuesto que había sido concebido como barrera para arancelaria para autos importados de alta gama. Es de resaltar que la fabricación de embarcaciones incluye mano de obra altamente calificada, ingeniería de diseño, matricería y producción 100% nacional y es la industria que ocupa más horas hombre por valor producido.

Esta decisión implica un impulso al desarrollo de la industria naval liviana, reconocida en el mundo por la calidad de sus embarcaciones deportivas, recreativas y de trabajo. Más de 15.000 familias de trabajadores, directos e indirectos, encuentran su sustento diario en esta actividad dedicada a abastecer tanto al mercado local como a los mercados más exigentes del mundo.

Comment here