Económia

El gobierno Argentino pone en venta 32 propiedades en el país y en el extranjero

El Gobierno autorizó,  el pasado 27 de septiembre, a la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) a poner en venta 32 terrenos e inmuebles, ocho de los cuales se encuentran en el extranjero. La lista abarca desde una construcción abandonada en La Boca, hasta la residencia oficial de la Embajada Argentina en los Estados Unidos que está cerrada por su deterioro desde hace seis años.

La residencia en Washington, está ubicada a la altura 1815 de la calle Northwest, a escasos metros de la embajada. El costo estimado para realizar las refacciones para su puesta a punto es de cuatro millones de dólares.

El edificio de 1908 m2 está valuado en 10 millones de dólares y, a pesar de que está en desuso, el Estado debe seguir afrontando 60.000 dólares anuales de gastos de impuestos y mantenimiento. Lo llamativo es que en simultáneo se abonan 135 mil dólares de alquiler por la actual residencia de Martín Lousteau.

Objetivo

El gobierno pretende: “Con el resultado de la venta, está previsto destinar parte de los fondos para adquirir propiedades acordes con la realidad del país y a los fines que resulte adecuado para la prestación de los servicios. Con esto se deja de gastar, pero no nos descapitalizamos. El objetivo es gestionar racional y eficientemente el patrimonio estatal”, sostuvo la AABE.

La desidia en el mantenimiento de la residencia en Estados Unidos no es un caso aislado. El Estado Nacional cuenta con aproximadamente 80.000 inmuebles en el país y en el extranjero, entre los que existen terrenos baldíos, oficinas abandonadas, campos, departamentos, cocheras y edificios.

“Cuando asumimos no había un inventario completo de los bienes del Estado en el exterior. Figuraban 20 mil registros nada más. En los relevamientos que realizamos ya contabilizamos más 35 mil, y creemos que hay, en total, 80 mil. El desafío es saber cuáles son útiles”, señaló a LA NACIÓN el titular de la AABE, Ramón Lanús, quien explicó además que el 93% de las propiedades que encontraron tenían contratos vencidos con pagos retrasados.

Residencia en Brasil

Otra de las propiedades de las que el Gobierno busca desprenderse es la residencia oficial de la embajada argentina en Brasil, ya que no se usa desde hace cuatro años. El ex embajador en ese país Luis María Kreckler- que ocupó el cargo desde 2012 hasta principios de este año- decidió, unilateralmente, según señaló la AABE, que el lugar ya no era habitable por su locación. Está muy cerca del aeropuerto de Brasilia y la zona dejó de ser residencial.

El inmueble necesita varios arreglos que, estiman, costarán US$ 2 millones. “Hace cuatro años, el Estado alquila una residencia para el embajador que tiene un costo de 240.000 dólares por año. “Hasta el 2016, son casi un millón de dólares en gastos. Con la propiedad que se vende, se puede comprar una residencia en una zona más acorde y por un menor precio”, se informó.

A la lista de bienes del Estado, sin uso en el exterior, se suman las oficinas administrativas de la embajada argentina en Colombia. Un informe reveló problemas estructurales serios como la inclinación de las losas y que no cumple con las normas antisísmicas vigentes. Por ello se desalojó y se alquilaron otras oficinas. El valor estimado de la propiedad es de 200 mil dólares y hay una empresa que se encuentra en el mismo edificio con intenciones de comprarlas.

Propiedades en desuso

El edificio anexo a la embajada Argentina en Estados Unidos, ubicado en la calle Northwest al 1811; un estacionamiento sin uso de 172 metros cuadrados también en Washington; un inmueble que fue asignado al uso del Ministerio de Defensa en Washington; el Ex Centro Cultural “19 de abril’, en Uruguay; y un lote desocupado hace 15 años en Colonia, completan la nómina de los bienes del Estado que el gobierno busca desprender.

Algunas de las propiedades que el Estado puso en venta en el país

El Gobierno informó además que las 25 propiedades de las que se desprenderá, serán puestas a la venta a través de un proceso de subasta pública del Banco Ciudad.

A continuación del detalle de algunas de las propiedades más destacadas.

Construcción abandonada en La Boca. En la calle Martín Rodríguez al 762 el Estado posee una construcción abandonada en muy mal estado. Su ingreso está anegado por deterioro de la fachada y tiene mallas de protección para sostener la mampostería. En este caso, se necesita de una gran inversión para su puesta en valor.

Inmueble desocupado en Monserrat. El inmueble declarado se encuentra desocupado pero el Estado paga un servicio de vigilancia para que no lo usurpen. Las obras para su refacción se interrumpieron hace 17 años. La administración nacional no brinda servicio alguno porque no está siendo utilizado por el Estado Nacional.

Predio en La Matanza de casi 10 mil metros cuadrados. Es un predio ubicado en Ciudad Evita. Se trata de un inmueble de 9.962 m2 de superficie con salida a 3 calles, situado a 200 m de la Estación María Sanchez de Mendeville del Ferrocarril Belgrano y del Camino de Cintura.

El terreno está desocupado pero en muy buen estado. Con la venta queremos dinamizar la economía sobre una zona que viene congelada desde hace mucho tiempo.

Planteamos una mirada integradora, porque en muchos inmuebles, que hoy están desocupados y sin uso, se pueden ejecutar acciones que permitan generar empleo e impulsen la economía, como la construcción de viviendas.

 

Comment here