Agro

Caída de la producción y rindes históricos en el trigo bonaerense

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que mientras el rendimiento fue de 2.980 kg/ha, el volumen total de cosecha cayó un 14%. Menos tecnología aplicada y buen clima, la clave para entender el fenómeno. 

Al cierre de la campaña triguera 2015/16, la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca (BCBB) informó que la producción global del sudoeste bonaerense y sudeste de La Pampa cayó un 14% con respecto al ciclo anterior, a pesar de que el rendimiento promedio mejoró el 17%.

La cosecha total fue de 1,76 millones de toneladas, mientras que la productividad promedio se situó en 2.980 kg/ha, cifra que sobrepasa los guarismos históricos.

Por otro lado, se verificó una “baja calidad de la mercadería recolectada, asociado a fertilizaciones que no alcanzaron para satisfacer las exigencias de los cultivos en un marco de elevados rindes y de suelos deficientes en materia de nutrientes”, alertó. 

Según la BCBB, la mejora en los rindes se debe a que “la campaña se sucedió en un escenario climático caracterizado por un adecuado régimen de precipitaciones y temperaturas para todos los partidos de la región”. 

En ese sentido, detalló que “la combinación de precipitaciones por encima de la media de la región y una excelente distribución de las mismas disparó la productividad de las sementeras, la cual se vio reforzada por el desarrollo de temperaturas moderadas en los meses de noviembre y diciembre, permitiendo una apropiada terminación del fin de ciclo”. 

Por su parte, la caída del área se explica principalmente por las “serias dificultades financieras y total ausencia de reglas claras e incentivos comerciales al momento de la decisión de la siembra”, a mediados de 2015.

Próximo escenario

La BCBB también analizó el probable escenario para la próxima campaña, tras la eliminación de Registros de Exportación y los derechos de exportación.

Para la entidad, estas medidas “se constituyen en la base para el retorno al normal funcionamiento del mercado, devolver competitividad al agro, incrementar superficies cultivadas y tonelajes producidos“.

Pero la mejora, de acuerdo a la BCBB, conlleva “la responsabilidad, para el sector, de consolidar prácticas de producción que refuercen la eficiencia productiva y la sustentabilidad del sistema”.

Además, destacó que “valorizar las producciones de trigo y cebada de la región” reportaría “la generación de ingresos por 650 millones de dólares, según precios de exportación (FOB)”.

Por ese motivo, la quita de retenciones implica “la liberación de recursos para el sector productivo por 130 millones de dólares, que anteriormente tenían como destino las arcas del fisco”.

Ahora, continúa el análisis, este “flujo de recursos” contribuirá a “dinamizar la economía de los pueblos de la región, fortalecer los eslabones que integran la cadena del agro, y sin dudas, a reforzar la inversión proyectada para el venidero ciclo”.

“El sector ya piensa en la próxima campaña. Y las primeras voces anticipan un incremento en el área a implantar con cultivos de inverno en el ciclo 2016/17”, finaliza el informe.

Comment here